El Gobierno sigue con la purga de funcionarios que responden a Nicolás Posse y ahora corrió a dos hombres del ex jefe de gabinete que manejanban las empresas que controlan los trenes.

Según anticiparon a LPO en exclusiva en el Gobierno, Patricio Gilligan fue desplazado de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE).

Del mismo modo, Sergio Basich fue corrido de Trenes Argentinos Cargas. Ambas empresas dependen de la secretaría de Transporte que está bajo la órbita del ministerio de Economía de Luis «Toto» Caputo.

Posse mantenía una guerra fría con Santiago Caputo por el control del sector ferroviario y había intentado correr al protegido del líder del Grupo Marlboro, Luis Luque, de la Sociedad Operadora Ferroviaria (SOFSE).