Javier Milei activó otra vez la resistencia de los senadores para aprobar la ley ómnibus con su amenaza de vetar el aumento jubilatorio y la nueva fórmula previsional que obtuvo en la madrugada del miércoles media sanción en Diputados.

 

En ese contexto, cobraron mayor densidad las especulaciones que ensayó el peronista José Mayans durante una entrevista en el streaming de Blender. «Tengo dudas que el Senado apruebe la ley Bases», dijo el formoseño horas antes que los legisladores de la Cámara Baja juntaran 160 votos para modificar el cálculo de los haberes jubilatorios.

 

Además, sostuvo: «los que vienen de la esencia del justicialismo y que tienen una visión de la patria libre, justa y soberana, y que aman un poquito a su patria no pueden votar esto». El mensaje parecía dirigido especialmente a los senadores Edgardo Kueider y Carlos Camau Espínola, que integraron el bloque del Frente de Todos pero emigraron en el verano de 2023 facturando falta de contención y errores de conducción tanto a Alberto Fernández como a Cristina Kirchner.

 

En el bloque peronista, explicaron a LPO que siguen «hablando con todos para tratar de que no voten a favor» de la norma, aunque las firmas para el dictamen que consiguió el oficialismo la semana pasada generaba la sensación de que llegaría con facilidad a 37 voluntades por la afirmativa sobre 72 bancas totales.

 

De hecho, este miércoles empezó a causar efecto negativo la virulencia de Milei contra la media sanción del aumento jubilatorio. Si bien fuentes radicales aseguraron que lo que diga el Presidente no cambia el trabajo legislativo, en un despacho patagónico admitieron que sin aumento jubilatorio no habrá ley Bases. «Hasta que la fórmula previsional no pase por el Senado, salga aprobada y estemos seguros que Milei no la va a vetar, no voy a bajar al recinto a tratarle la ley», expresaron.


Para colmo, Milei parece no estar solo en su cruzada contra el Congreso. A tan solo una semana de la fecha estimada para discutir el expediente parlamentario insigne del oficialismo, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, también cargó contra los legisladores y gobernadores: «recortaremos más partidas», disparó ante la consulta por el aumento del déficit fiscal que representaría la suba de jubilaciones.

 

En diálogo con radio Rivadavia, el radical Martín Tetaz se animó a aconsejar al Presidente. «Si yo fuera el Presidente, no vetaría una ley aprobada con dos tercios de los votos del Congreso, porque la Constitución es muy clara y el Congreso puede insistir en la formulación original del proyecto con una mayoría especial de dos tercios. Vetar una ley que tiene dos tercios no tiene mucho sentido», remarcó.