Javier Milei le intervino el ministerio a Sandra Pettovello con un sistema diseñado por Federico Sturzenegger para comprar y acopiar alimentos.

Luego del escándalo que derivó en la salida de Pablo de la Torre de la secretaría de Niñez y Familia, Milei mandó a todo el gabinete y a algunos periodistas amigos a bancar a Pettovello en Twitter.

En la vida real, sin embargo, lo puso a Sturzenegger a diseñar un nuevo sistema de «contrataciones contingentes» de alimentos.

Sturzenegger diseño un nuevo sistema en el que, según explicó él mismo en Twitter, no se compran los bienes, sino que compra una «opción de compra» de esos bienes. «En jerga financiera es un call», dijo el economista platense.

«El sector privado cobra por proveer ese seguro y a cambio se compromete a la entrega de los bienes cuando y donde se le requiera», dijo Sturzenegger. Explicó que es una idea «muy sencilla» ya que «el gobierno compra un seguro de entrega inmediata en la emergencia».

«El sector privado usa toda su logística y capacidad de almacenamiento para proveer este stock. Y como ese stock rota, los productos estarán siempre disponibles sin que el Estado tenga que tener inventarios o tener un solo depósito», dijo.

Con este mecanismo, se le está dando un anticipo financiero a un proveedor, a cambio de que entregue un bien a futuro. No está claro qué pasa si el proveedor no lo entrega en el momento en el que el Estado lo requiera.

El anuncio estuvo a cargo del propio Sturzenegger, que no tiene cargo en el gobierno. Si bien se especula con que será designado a la brevedad en un ministerio o en una unida con rango de ministro en la Rosada, el ex Banco Central hace anuncios y planes de gobierno sin ser parte del Gobierno de manera formal. Como a Pettovello le renunció toda la estructura social, como anticipó LPO, no queda claro con qué marco legal y bajo qué circuitos administrativos se pondrá en práctica esta modalidad.