En Pinamar, una ballena jorobada joven, de ocho metros de largo y unas 15 toneladas, apareció muerta en la playa durante el jueves. Un grupo de vecinos que caminaba por el lugar dio aviso a la Prefectura.

Cecilia Prieto, bióloga y vicepresidenta de la Fundación Ecológica Pinamar, explicó que el hallazgo se dio el miércoles por la noche, pero que el aviso fue registrado durante la mañana de ayer. “Nos avisaron que estaba la ballena en la zona de La Pérgola. La ballena estaba muerta”.

Prieto indicó que la primera acción fue llamar a la Fundación Mundo Marino, dado que entre ambas fundaciones existe un convenio para rescatar pingüinos o lobos marinos, entre otros animales. “Tomaron muestras de la ballena porque no se puede trasladar al animal a otro lugar. Ayer el mar estaba bravo y se trabajó en condiciones poco favorables. Se tomaron muestras, entre ellas de sangre, pero no se pudo saber el sexo por el mar”, destacó.

Las ballenas jorobadas habitan en todo el mundo, migran. Van a latitudes altas en donde se alimentan. En el invierno migran para poder reproducirse y alimentarse en zonas más templadas. Creemos que esta ballena se sintió enferma, pero solo lo podremos saber con una necropsia”, indicó la bióloga en diálogo con Arriba Argentinos (eltrece).

La ballena jorobada apareció el miércoles por la noche en la orilla (Foto: gentileza diario-elmensajero).
La ballena jorobada apareció el miércoles por la noche en la orilla (Foto: gentileza diario-elmensajero).

Prieto también precisó que los estudios se llevarán a la Universidad de La Plata para conocer con exactitud de qué murió, qué es lo que tuvo y qué le pasó. “Lo importante es que la gente, cuando ve estos animales, intenta sacarse fotos, se le sube arriba, y no hay que hacerlo. Hay posibilidad de contagios de ciertas enfermedades”, manifestó.

Los medios locales relataron que hace poco el cuerpo de otra ballena apareció en una zona más alejada del centro de Pinamar conocida como La Frontera. En ese caso, el cuerpo estaba en un estado avanzado de descomposición.

Quienes trabajan en el lugar pidieron que la gente no se acerque a la ballena (Foto: captura el trece).
Quienes trabajan en el lugar pidieron que la gente no se acerque a la ballena (Foto: captura el trece).

En el caso de la ballena jorobada, también se supo que una delegación de la cátedra de Mamíferos Marinos de la carrera de Ciencias Biológicas de la Universidad de Mar del Plata viajó a Pinamar para estudiar el cuerpo del animal.

Jennifer Pezzo, presidenta de la Fundación Ecológica Pinamar, agregó: “Si bien hemos tenido varios varamientos acá en la playa, no es común que aparezcan, porque lo normal es que anden bien en el fondo del mar”.

Por el tamaño es un ejemplar juvenil, que dejó el periodo de lactancia. Habrá que esperar ahora saber cuáles habrían sido las causales de muerte”, completó Prieto.