Un avión de Virgin Australia tuvo que regresar al aeropuerto de origen, en la ciudad de Perth (Australia), después de que un pasajero se sacara la ropa en pleno vuelo y comenzara a correr desnudo por el pasillo del aparato. Además, tiró al piso a una azafata antes de ser detenido.

Este martes, el vuelo VA696 regresó al aeropuerto de Perth a causa de un “pasajero problemático”, según explicó la aerolínea en un comunicado. Lo que debería haber sido un vuelo tranquilo de tres horas y media desde Perth, en la costa este, a Melbourne, en el este, se volvió un verdadero caos. Agentes de la policía federal australiana estaban esperando al avión y “el pasajero problemático fue desembarcado”, agregó Virgin.

”El hombre fue trasladado a un hospital para ser evaluado, donde permanece”, agregó la nota de la policía.

Asimismo, la Policía señaló que el hombre deberá comparecer ante un tribunal en Perth, en el oeste del país, el próximo 14 de junio. Por el momento no se determinaron los cargos que se le imputarán.

El vuelo se vio obligado a volver a Perth después del incidente. (Foto: Aeropuerto de Perth).
El vuelo se vio obligado a volver a Perth después del incidente. (Foto: Aeropuerto de Perth).

El testimonio de un pasajero: “Pensé que podía ser un ataque terrorista”

Un pasajero de nombre Sterling dijo al diario The Guardian que el incidente ocurrió tras una hora de vuelo, cuando de repente “escuchó a alguien corriendo por el pasillo”. “El tipo no tenía ropa y estaba corriendo hacia la parte delantera del avión“, agregó.

Sterling dijo que después de que el hombre derribara a la azafata, hubo “muchos gritos y chillidos” cerca de la cabina.

“Al principio pensé que podía ser un ataque terrorista. Es realmente angustioso estar en un avión en esa situación”, sostuvo.

Luego otros pasajeros intervinieron para inmovilizar al hombre desnudo. “Un buen samaritano, un tipo grande en clase ejecutiva, saltó de inmediato para intervenir y luego estos otros dos tipos se levantaron y lo tiraron al suelo”, explicó Sterling.

La aerolínea pidió disculpas a los “pasajeros afectados” y afirmó que la seguridad de sus clientes y tripulación era su principal prioridad.