El vocero de la Policía de Misiones, Ramón Amarilla, aseguró ayer que los efectivos «no son delincuentes», luego de que la Justicia local librara oficios

para recuperar los móviles que se encontraban en medio de las manifestaciones por demandas salariales desde la semana pasada. Sus dichos salieron al cruce del pronunciamiento de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, que consideró inadmisible la medida de fuerza de parte de agentes de fuerzas estatales.

Según Amarilla, uno de los comisarios del Comando Radioeléctrico les informó la medida luego de que se efectuara el pedido judicial durante la mañana de ayer, con la firma del titular de la Fiscalía de Instrucción 6, René Casals. «Nosotros sólo queremos solucionar nuestra cuestión salarial. Ellos dicen que los móviles no están operativos, pero hoy mismo (por ayer) trasladamos a un señor al hospital en uno de esos vehículos. Vengan, les daremos las llaves», advirtió Amarilla.

En la misma línea, el suboficial mayor Germán Palavecino indicó que existe una «criminalización» alrededor de la protesta, ya que los señalan como «conflictivos», cuando -según dijo- están defendiendo «la mitad del sueldo que les robaron porque nadie hace nada».

La ministra Bullrich cuestionó la protesta y aseguró que los policías no pueden estar de huelga.
«La policía no puede hacer huelga, tiene que trabajar 24 por 7 por 365», sostuvo la funcionaria nacional y los convocó a buscar otra forma de reclamar por sus salarios. El Gobierno nacional envió a personal de la Gendarmería para controlar la situación, pero por el momento se mantenían al margen de las protestas y no desalojaron la manifestación. La ministra cuestionó el levantamiento policial que tiene lugar en la provincia de Misiones a raíz de un reclamo salarial. Según precisó: «La Policía no puede hacer huelga, tiene que trabajar 24 (horas) por 7 (días) por 365 (días del año)».

«Hay que separar el conflicto que tiene la provincia con distintos sectores sociales, que es algo que debe resolver la provincia, con la sublevación de la Policía», pidió la funcionaria que responde a Javier Milei, y agregó: «La sublevación de la Policía es algo inadmisible, algo total y absolutamente fuera de la ley».

«La Policía no puede ser piquetera. Tiene que tener otros canales para reclamar su salario. No se pueden robar patrulleros ni autos de Criminalística. Es inadmisible. Por eso enviamos fuerzas federales», insistió Bullrich en declaraciones televisivas.

Desde la cartera que lidera, mantiene permanente contacto con las provincias limítrofes con Misiones para monitorear la situación y evitar una escalada del conflicto. «No han habido movimiento en otras, sólo una pequeña proclama en Corrientes, pero los ministros están en control total absoluto y no hay ningún contagio», aseguró.

«Aunque tuviesen sindicatos no podrían hacer huelga. No pueden hacerlo porque eso indicaría que los ladrones vayan todos a la calle», reiteró la ministra sobre el método de protesta elegido por los oficiales policiales.

En tanto, sobre la avenida Uruguay de la ciudad de Posadas continuaba el acampe improvisado con patrulleros, mesas, sillas, garrafas y ollas populares, donde está ubicado el Comando Radioeléctrico. Se sumó personal docente, no docente y empleados del área de Salud que, igual que los policías, reclaman una recomposición salarial superior a la dispuesta por el gobierno provincial.