Dos de las primeras sensaciones que verbalizó Rapier luego de la prueba fue: “es un auto divertido de manejar” y “llama la atención allá donde va”.

Otra de las sensaciones que dejó Rapier fue que no se parece a nada de lo que condujo antes. Además, desde que lo vio estacionado, le llamó la atención los llamativos ángulos que tiene el auto.

Foto: Autobild.es
Foto: Autobild.esPor: Facundo Gionto

La vista desde adentro

La realidad es que se sintió arriba de un auto sumamente extravagante ya que todo el mundo lo miraba y los peatones se acercaban para sacarse fotos. Además, en el interior, Rapier indicó que era sumamente lujoso.

Por un lado, tenía todas las características clásicas que tienen los autos Tesla, como una gran pantalla que controla prácticamente todas las funcionalidades del coche, control por voz, así como un volante con una particular forma.

Rapier también comentó: “por el precio de 100.000 dólares los clientes podrían llegar a ser un poco más exigentes con respecto a las prestaciones”.

Foto: Autobild.es
Foto: Autobild.esPor: Facundo Gionto

Los siete defectos del Tesla Cybertruck

  • El parabrisas: presenta unas proporciones extremadamente grandes y más horizontal que el de otros modelos. Lo cual produce que el Sol le pegue en el cuerpo al conductor y requiera prender el aire acondicionado (y gastar la bateria).
  • Los parasoles: la parte superior del parabrisas del Cybertruck está pintado para evitar que el sol deslumbre.
  • La batería sólo carga en el enchufe Tesla: Lo cierto es que Tesla incorpora un adaptador para algunos enchufes de carga lenta en sus coches, como es el caso del Cybertruck que probó nuestro compañero. Ahora, para cargar tu vehículo necesitarás un adaptador diferente que Tesla vende por 250 dólares.
  • No hay de donde agarrarse: hay una gran falta de elementos en caso de emergencia para que los pasajeros se agarren en caso de estar nerviosos mientras el coche acelera de 0 a 100 (km/h).
Video Placeholder

Tesla Cybertruck
  • Los tapacubos en las cubiertas: son uno de esos elementos presentes en todos los coches eléctricos. Mejoran la aerodinámica, lo cual favorece a la autonomía pero, como tal, pasan desapercibidos. Y, en algunos casos, hasta son bonitos. Pero, a diferencia de otros modelos Tesla, los tapacubos de plástico del Cybertruck sobresalen por fuera del neumático.
  • Control de crucero sensible al tráfico: El Cybertruck de alquiler no contaba ni con Autopilot ni con Full Self-Driving, a pesar de contar con todo el resto de hardware necesario.
  • El baúl no es seguro: La mayoría de los coches cuentan con sensores automáticos que detectan cualquier parte del cuerpo u objeto que se interponga en el cierre del baúl.