Un gremialista de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) fue detenido este jueves por el incendio de un colectivo en Lomas de Zamora. El hecho ocurrió el pasado 24 de marzo, pero la Justicia ordenó hoy el allanamiento y la detención.

El caso está a cargo de la Fiscalía 7 de Lomas de Zamora y el Juzgado de Garantías Nº 1. Luego de una investigación que incluyó una grabación de seguridad como evidencia, se identificó a Alejandro Canteros, gremialista de la UTA, como uno de los sospechosos del incendio de la unidad 283 de DOTA.

Sin embargo, Canteros no habría sido quien prendió fuego el vehículo, sino que fue identificado como el conductor de la camioneta donde llegó con el hombre que entró al colectivo. Como se puede observar en el video al que tuvo acceso TN, ese hombre (aún no está identificado), que vestía una camiseta de Boca, se subió con un bidón de combustible al colectivo vacío y roció todos los asientos antes de prenderle fuego.

Según informaron las autoridades, Canteros y el acompañante llegaron en una Ford Ecosport.

Los choferes que estaban esperando para comenzar su ruta apagaron a tiempo el fuego. Solo se quemaron varios asientos. (Foto: captura de TN)
Los choferes que estaban esperando para comenzar su ruta apagaron a tiempo el fuego. Solo se quemaron varios asientos. (Foto: captura de TN)

La causa fue caratulada como “incendio doloso”. De acuerdo con la explicación de las fuentes oficiales, había un conflicto entre Doscientos Ocho Transporte Automotor (DOTA) y la UTA y este sería el motivo del ataque. Por el momento, Canteros es señalado como responsable del crimen.

José Santoli, director de DOTA, declaró en una entrevista con este medio que hizo la denuncia el 24 de marzo, el mismo día del ataque. “Hubo secreto de sumario hasta hoy, que (Canteros) declaró en Tribunales y quedó detenido. Él es el dueño de la Ecosport”.

Además, Santoli reveló que encontraron un arma de guerra en la casa allanada y 57 municiones calibre 22 en la camioneta.

En cuanto a las posibles razones de este crimen, Santoli señaló: “No tiene lógica. Esto viene desde hace muchos años porque hay una interna gremial y nosotros, como empresa, estamos en el medio”. Además, denunció: “No es la primera unidad que nos queman, no sé si serán las mismas personas. Y el día del paro, tuvimos tantos vidrios rotos y con clavos Miguelitos”.

Por otro lado, el director de DOTA destacó el dato más relevante: tanto Canteros, que fue con un auto propio, como el hombre que incendió la unidad, desconocían que el vehículo tenía incorporada una cámara de seguridad. “No sabían que tenía cámara porque la empresa lo había comprado hace poco y quedaron todos escrachados”, señaló.

Por fortuna, había choferes de otras unidades esperando para comenzar su ruta que se llegaron a tiempo para apagar las llamas con los matafuegos de otras unidades. Solo se quemaron varios asientos.