En la renovada Plazoleta del Estado de Israel, ubicada en la intersección de la avenida Lavalle y calle Pueyrredón, Gustavo acompañó a autoridades e integrantes de la comunidad judía en el encendido de la janukiá, en la tercera noche de Hanucá.

 

La festividad fue declarada de interés municipal y cultural por el Gobierno de Resistencia.

 

Gustavo sostuvo que “las fiestas de las luces representan mucho para la comunidad judía, y es importante que se incorpore a todas las festividades de fin de año porque es esencial construir una interacción mediante la Mesa Interreligiosa y unir gracias a la fe”.

 

La concejala Katia Blanc fue parte del encuentro del cual indicó: “Además de prender la tercera vela del candelabro se hizo una recorrida de la plazoleta con el rabino que explicó de qué trata cada festividad dentro de la religión judía”, y agregó que “hay que trabajar para salir adelante entre todos a pensar de los momentos difíciles”.

 

El presidente de la Asociación Israelita de Beneficencia de Resistencia, Uri Jaráz, remarcó que “se compartió con toda la comunidad y con todos los vecinos y vecinas lo que representa esta festividad que es fundamental para salir, compartir y pedir por un próximo año mejor”.

 

El rabino de Resistencia, Natán Waingortin, puntualizó que “Hanucá es la fiesta de la luz, y la gracia es poder compartirla para fortalecerla, en un contexto de paz, armonía y vivir conjuntamente la alegría de la comunidad judía en esta festividad”.