El desempleo se incrementó en la Argentina en el tercer trimestre de 2022. Fue de 7,1% según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), cuando en el período de tres meses inmediatamente anterior se había reducido a 6,9% de la población activa, y en el primer trimestre del año había sido del 7 por ciento.

De acuerdo a los datos dados a conocer por el organismo el miércoles, la tasa de actividad –que mide la población económicamente activa (PEA) sobre el total de la población– alcanzó el 47,6%; en tanto que la tasa de empleo –que mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total– se ubicó en 44,2%.

Lo números confirmaron también un incremento de la informalidad entre los asalariados, y del pluriempleo o sobreocupación, respecto del trimestre anterior.

Pero a nivel interanual el saldo es positivo: la tasa de actividad aumentó 0,9 puntos porcentuales (de 46,7% a 47,6%), la de empleo 1,3 puntos (de 42,9% a 44,2%) y la desocupación se redujo 1,1 por ciento (de 8,2% a 7,1%)

Desocupación en Argentina

 

Para relevar los datos de desempleo el INDEC utiliza una muestra de 31 conglomerados urbanos, en donde residen 29,2 millones de personas. El 47,6% de esa muestra (13,9 millones de personas) conforma la Población Económicamente Actica (PEA) que está trabajando o demandando trabajo.

El 52,4% restante (15,3 millones de personas) están inactivos por distintos motivos, pero solo el 0,6% de ese grupo estaría en condiciones de trabajar.

Leve crecimiento de la desocupación: son menos quienes están más de un año buscando empleo

Leve crecimiento de la desocupación: son menos quienes están más de un año buscando empleo

 

De la PEA, un 7,1% están desocupados, lo que es equivalente a aproximadamente un millón de personas. Se dio además una diferencia: la tasa de desocupación fue de 7,8% para las mujeres, y de 6,5% para los varones.

Las regiones que mostraron la mayor tasa de desocupación fueron la del Gran Buenos Aires y Pampeana, con 8,2% y 6,8%, respectivamente. Al mismo tiempo, la menor tasa se registró en el Noreste (3,8%).

De quienes se encuentran desocupados, el 72,6% cuenta con secundario completo, y otro 27,4% tiene algún nivel de estudio superior y universitario, completo o incompleto.

En cuanto al tiempo de búsqueda, el 61,1% lleva buscando empleo entre 1 y 12 meses, mientras que el 38,3% lleva más de un año. La buena noticia en ese caso, según se ve en el análisis de la evolución del desempleo que realiza el INDEC, es que la porción de desocupados que llevan más de un año buscando empleo se viene reduciendo consistentemente.

Más que ocupados

 

Todo esto quiere decir además que 12,9 millones de personas, o el 44% del universo relevado, están actualmente ocupados (trabajaron al menos una hora) o tienen algún tipo de trabajo o tarea laboral.

Crece el nivel de sobreocupados en la Argentina

Crece el nivel de sobreocupados en la Argentina

 

A nivel geográfico, las regiones que presentaron mayores tasas de actividad fueron Gran Buenos Aires (48,6%), Pampeana (48,3%) y Cuyo (46,7%). La que presentó la menor tasa de actividad fue Noreste (43,9%).

Al desagregar esos datos por el nivel de intensidad de esa ocupación, se ve que hay 11,9% de subocupados; personas que aunque trabajan menos de 35 horas semanales y están dispuestos a trabajar más horas. Esta categoría se mantuvo en el mismo nivel que mostró en el segundo trimestre del año.

Asimismo, hay un 28,8% de sobreocupados, que son quienes trabajan más de 45 horas semanales. Es el fenómeno del pluriempleo que crece a medida que las personas en la Argentina necesitan incrementar las horas trabajadas para elevar su nivel de ingresos y cubrir sus necesidades: en el segundo trimestre del año la sobreocupación abarcaba solo al 27,5% de los ocupados.

Crece la informalidad

 

Entre los ocupados, el 72,5% son asalariados. Son 9,4 millones de personas que perciben un ingreso regular como compensación por las tareas laborales que realizan. Pero de ellos solo al 62% (5,9 millones de personas) se les realiza el descuento jubilatorio.

Eso quiere decir que para el tercer trimestre de 2022 el trabajo en la informalidad alcanzaba al 37,4% de la población asalariada, unos 3,5 millones de trabajadores.

Como se puede apreciar en el cuadro que difundió el INDEC, la participación del trabajo registrado viene descendiendo desde el año pasado en el total de la tasa del trabajo.

El trabajo registrado con descuento jubilatorio viene cayendo en su participación dentro del empleo asalariado

El trabajo registrado con descuento jubilatorio viene cayendo en su participación dentro del empleo asalariado

 

Por otra parte, el universo de los autónomos y trabajadores independientes (no asalariados) es de 27,5% de la muestra (3,6 millones de personas)

Entre ellos, solo el 12,7% es dueño de empresa o patrón. La gran mayoría, más del 85%, son trabajadores por cuenta propia. Solo un 1,9% trabajan en empresas familiares sin remuneración fija o salario.