Se trata de Antonio Luis Fernández, peón de campo de unos 60 años; quien hace más de 40 años dedicó su vida 24/7 para trabajar en negro en el campo de Gustavo López, quien a penas pudo se excusó de una exposición Policial.
Según Fernández, su patrón aprovechó que estaba enfermo y se hacía curaciones en el pueblo para desligarse literalmente de él.

“Nunca pensé que el patrón me haría algo así, toda una vida trabajé incondicionalmente. Pensé que si enfermaba, alguna vez él me daría una mano”, lamentó el peón.
Además, agregó: “Nunca me pagó un sueldo fijo, y últimamente cobraba cerca de 20 mil pesos. No me alcanzaba pero me arreglaba con mis bichitos que fui criando a los largo de estos años”.

“Soy una persona humilde honesta y trabajadora, me dolió que la policía me avisará lo que sucedió; todas mis cosas en cajas y bolsas negras. Creo que no nos merecemos ese trato, por eso vamos a acudir a la Justicia para recuperar algo de estos 40 años que perdí. Eso no se hace”, expresó con una mirada angustiada.