El gobernador Jorge Capitanich inauguró este miércoles, en la Leonesa, el edificio del jardín de Infantes N° 251 y habilitó una sala anexa a la escuela Nº 98 en Laguna Pato. “Debemos garantizar que los niños y niñas ingresen al sistema educativo formal con más calidad y apuntalar un proceso educativo realmente transformador”, dijo el gobernador.

“La educación es la base de la movilidad social ascendente: mejor educación, mejor empleo, mejor salario, mayor bienestar”, indicó el mandatario, reiterando que la estimulación temprana, la asistencia psicomotriz y la atención nutricional que se brinda en estos espacios “es el único camino para consolidar una mejor calidad de vida en el futuro”.

Junto al ministro de Educación, Aldo Lineras, y al intendente José Carbajal, dejaron habilitado en primer lugar el nuevo jardín en el barrio La Ralera, que demandó una inversión de $59.641.764 a través del Programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad Educativa (PROMEDU).

“Es uno de los siete jardines que no se pudieron concretar en la gestión anterior, que nos comprometimos a finalizar y de los cuales inauguraremos el último la próxima semana en Resistencia”, contó el mandatario.

Seguidamente, en Laguna Pato, inauguró un aula adicional para alumnos de comunidades originarias qom y criollas, con sanitarios y patio, que implicó una inversión de $12.751.708 por parte del Ministerio de Educación. “Esto significa más inclusión social educativa en materia de políticas públicas”, aseguró Capitanich, oportunidad en la que anunció que también se realizará una intervención integral en el edificio mismo de la escuela primaria 98, que en septiembre cumple 100 años.

“Vamos a hacer tareas de pintura externa e interna con distintas refacciones y la instalación del mobiliario. Siempre con el objetivo de garantizar aulas limpias y cómodas para alumnos y docentes”, sostuvo.

Récord edilicio y universalización

“Si se toma el registro de las tres gestiones a mi cargo como gobernador, en materia de infraestructura escolar llegaremos a 720 edificios nuevos o refaccionados a nuevo y a un total de 1.500 intervenciones edilicias, lo que constituye un récord histórico”, resaltó Capitanich.

Esas condiciones de infraestructura generadas a lo largo de los últimos años posibilitó que la provincia pueda garantizar hoy la universalización del acceso a salas de 5 años. “Estamos por el buen camino, pese a las dificultades que tenemos, podemos garantizar presupuesto para las escuelas, para computadoras y libros. Resta mucho por hacer, pero lo importante es que estamos en el camino correcto”, enfatizó.

El ministro Aldo Lineras recordó que el nuevo jardín se viene a sumar a la lista de inauguraciones, siendo el quinto con otros dos en marcha casi finalizados, “para cumplir con el pedido del gobernador que es, además de la cobertura del 100% de salas de cinco, avanzar con la cobertura universal en salas de cuatro para el 2023, y tratar de garantizar la cobertura a sala de tres en un 50%”.

“Estamos haciendo un trabajo de base no sólo respecto a la infraestructura, sino también revisando el tema de la formación de los y las docentes auxiliares aborígenes, y tenemos un proyecto importante para que desde el Nivel Inicial tengamos la posibilidad de contar con docentes que manejen la lengua materna”, contó también Lineras.

El funcionario destacó la gran meta de gestión es un total de 150 obras de infraestructura escolar: “Siempre con el desafío de que, en el centro de Resistencia o en El Impenetrable, la obra vaya acompañada con un esfuerzo educativo que represente una mejora en la educación”.

Por su parte, el intendente Carbajal reconoció que este “es otro hecho donde se resuelve una necesidad”. “Un jardín hacía muchísima falta y somos nosotros los responsables de traer soluciones. En nombre del Departamento Bermejo muchas gracias a quienes han hecho posible esta realidad”, manifestó.