Chile registró la madrugada de este viernes diez sismos leves en el lapso de una hora. Los temblores que se produjeron en la región de Ñuble, a unos 400 kilómetros al sur de Santiago, tuvieron una intensidad de entre de entre 2,3° y 3,8° de magnitud y encendieron las alarmas por una posible activación del llamado “Cinturón de fuego del Pacífico”.

Cada vez que la región sufre una serie continua de movimientos telúricos, la comunidad científica alerta sobre el temido fenómeno que abarca todas las costas oceánicas del Pacífico en en tres continentes: América, Asia y Oceanía.

La Red Geocientífica de Chile informó que si bien no hubo reportes de daños significativos, los movimientos registrados entre las 4 y 5 de la mañana del viernes se sintieron, de manera muy leve, también en algunas zonas de Argentina.

En el país transandino, los temblores de esta serie se advirtieron frente a la zona de Cobquecura, en la región trasandina de Ñuble, unos 400 kilómetros al sur de Santiago y a la altura de la parte norte de la provincia argentina de Neuquén.

Los movimientos encendieron las alarmas de la comunidad científica ya que la región se encuentra dentro del peligroso Anillo de fuego del Pacífico, zona que concentra el 80% de los terremotos más fuertes del mundo.

Zona de influencia del Anillo de Fuego. (Foto: AFP)
Zona de influencia del Anillo de Fuego. (Foto: AFP)

En diálogo con TN Tecno, Nicolás Townsend, periodista de TiempoX de Chile, aclaró que los temblores ocurridos fueron muy leves y no se sintieron en la región metropolitana de Santiago, ni en la costa de Viña del Mar/Valparaíso: “Este tipo de sismos de muy baja intensidad se registran solo en los instrumentos de medición pero no llegan a la percepción de la gente, ni provocan daños materiales”.

Según los expertos, para que haya que pensar en una activación del Cinturón de fuego deberían registrarse más temblores de mayor escala. De todas maneras, los científicos se mostraron atentos a posibles nuevos movimientos telúricos.

Qué es el “Cinturón o Anillo de fuego del Pacífico”

El Anillo de Fuego del Pacífico, también conocido como el Cinturón de Fuego, es una extensa zona en forma de herradura que abarca más de 40.000 kilómetros a lo largo de las costas del Océano Pacífico en América, Asia y Oceanía. La particularidad de esta región reside en que concentra los mayores hundimientos de placas, que acumulan enormes tensiones que se liberan en forma de sismos e intensa actividad volcánica.

La zona comprendida por el peligroso Cinturón de fuego tiene alrededor de 452 volcanes con el 75% de los volcanes activos e inactivos del mundo y contiene algunas de las placas principales de la Tierra, como la Placa del Pacífico, la Placa de América del Sur, la Placa de Nazca, la Placa de América del Norte, la Placa de Filipinas y la Placa de Australia.

Todas estas características hacen que la mayoría de los terremotos más fuertes del planeta se produzcan en la zona del Cinturón de Fuego del Pacífico.